Cargando...

domingo, 26 de julio de 2015

La fundación de Cuenca: transición y poblamiento



ANTECEDENTES

Cuenca cuenta con valiosa información histórica que ha sido complementada con otros estudios de tipo arqueológico y etnohistórico en los últimos años. Cabe indicarse que el 12 de Abril (1) de 1557, no todas las “Instrucciones” del Virrey de Lima fueron ejecutadas, sino que éstas se realizaron progresivamente (2). Algunos temas de importancia como la transición y el proceso de poblamiento con nuevas fechas y datos; no han sido analizados todavía, por lo que lo hacemos hoy en homenaje a los cuencanos.

¿QUIÉNES POBLARON ESTE VALLE ANTES DE LA FUNDACIÓN DE CUENCA?

Encuentros fortuitos de tumbas precolombinas individuales, escasas y dispersas en este valle y vestigios cerámicos en colinas aledañas a 3. 200 msnm, prueban que esta área estuvo ocupada por grupos humanos de las culturas Tacalshapa e Inca. Por tradición, los nativos ocuparon lugares empinados de los alrededores, como se observa en Río Amarillo, San Miguel de Putushío (Potosí); “Guandoloma” y “Verdeloma” atrás de Turi y en Shinglla, Checa.

La llanura desde Baños hasta el río Machángara, se llamó Guapondélig según Hernando Pablos, 1582. Por 1470, Túpac Yupanqui levantó el importante centro de Pumapungo, sobre un santuario de la cultura Tacalshapa. En 1557, Gil Ramírez Dávalos fundó la ciudad de Cuenca en el asiento de Paucarbamba (Cabildos de Cuenca. Libro Primero…, 1557-1563), en la provincia de Tomebamba (Espinoza Espinoza, 2011).

El escaso poblamiento de esta planicie pudo deberse a varios factores: al patrón cultural indígena de habitar dispersamente las montañas, a una baja densidad demográfica (3), al aislamiento por efecto de los caudalosos ríos (4) y a la infertilidad del suelo (5).


¿POR QUÉ SE FUNDÓ LA CIUDAD DE CUENCA?

En la “Provisión” emitida por el Virrey Andrés Hurtado de Mendoza, se puede entrever algunas razones: continuar con la aplicación del plan programado por la Real Corona Española (6) en el campo administrativo, económico, político, religioso, jurídico y urbano. El área, alcanzó notoriedad por los ricos yacimientos de oro. Crear un centro de coyuntura entre Quito y Tumbez, como estrategia de comunicación más corta y sin problemas. El sector, contaba con abundantes recursos naturales por explotar. Se precisaba utilizar la escasa mano de obra de la provincia. El valle contaba con tierras planas, apropiadas para transitar en carretas. Impartir cristiana formación y una presunta “protección a los nativos, ley natural y buena orden… costumbres y policía”. Cuenca, fue de las últimas ciudades a ser fundadas por los españoles.

¿CÓMO CAMBIARON DE DUEÑO, LAS TIERRAS DEL INCA?

Las tierras que pertenecieron al Imperio Inca luego de la conflagración, quedaron allí como estaban, con sus respectivos adjudicatarios. Pero también había extensas tierras planas baldías, que al no estar pobladas (7) fueron ocupadas y otras donadas por el cabildo cuencano.

Una de las instrucciones del Virrey de Lima señalaba: “…Ytem, por cuanto en la dicha provincia (8) hay algunos indios poblados, dejárseles como ha, así mismo, que se den ningunas tierras, bastantes para que hagan sus cementeras, las cuales harán que se recojan a una parte y sitio señalado donde hagan su habitación, y de manera que no estén divididos…” (Cabildos de Cuenca. Libro Primero, 1557-1563). Este párrafo señala que en las afueras de Cuenca se deje a los indígenas como están con sus tierras o que se los den las necesarias y es debido a esto quizá, que no se detectan conflictos con los indígenas, durante la donación de tierras. También se toca temprano el tema “Reducciones” cuando dice que “se recojan...”.

El 9 de agosto de 1557 el cabildo, solicitaba al Virrey la concesión de “indios” para el servicio de los vecinos de la Ciudad. En esta petición se agrega que si no se manda que la sirvan algunos “indios” de la comarca; esta ciudad, no podrá sustentarse. (Cabildos de Cuenca. Libro Primero, 1557-1563, 24). Se colige entonces, de que no había indígenas en el asiento de Paucarbamba, lugar donde se fundó Cuenca. Sin embargo, para el 31 de Octubre de 1558, los indígenas ya estaban al servicio de los vecinos de la Ciudad (Cabildos de Cuenca. Libro Primero 1557-1563, 131).

El 11 de Junio de 1559, una área afuera de la traza urbana, paralela a la “plaza vieja” inca, ya fue poblada con los “caciques Hurinsayas” (9) (Cabildos de Cuenca. Libro Primero…1557-563, 87). Cabe preguntarnos ¿qué hacían los caciques habitando ex sitios rituales incas y fuera de su función de caciques?. Al parecer estos señores fueron reducidos allí, cumpliendo las “Instrucciones” del Virrey; posteriormente el lugar se llamó “plazeta de los caciques”. Esta zona corresponde al único Ushno existente, determinado por Max Uhle en 1923, y al Guataná.

El 18 de agosto de 1561, en el mismo lugar, los españoles otorgaron más tierras a los caciques (10). Para esta fecha se precisa el área ocupada, entre la actual avenida Huayna Cápac, la “quebrada” o arroyo del Chanchaco (11) y el “río” Tomebamba. (Cabildos de Cuenca. Libro Primero…, 1557-1563, 318).

Tal concesión de tierras en sitios rituales incas, al parecer deliberadas y de prestancia con la nobleza, debió constituir un privilegio para estos pobladores; a quienes además debió embargarles de nostalgia al recordar los tiempos del Inga y las fastuosas celebraciones que allí se realizaban. La cercanía de la nobleza nativa, respondería al requerimiento español de control y manipulación de los caciques, que como autoridades intermedias recaudaban los codiciados tributos.


¿FUE PUMAPUNGO, TAMBO REAL?

El Acta de Fundación indica como lindante del asiento de Paucarbamba a los “tambos Reales”, en clara alusión a los “paredones” de Pumapungo, cuyo nombre al parecer fue ignorado y ya olvidado desde su destrucción. Cuando los españoles se refieren a algo real, es que tiene una connotación de pertenencia a la Real Corona, por lo que hemos de colegir que una parte de Pumapungo a esa fecha, continuaba sirviendo de albergue para viajeros. En 1557, una enorme área de ocho cuadras (80.000 metros cuadrados) de los “corrales” (12) en Pumapungo, fueron asignados para “matadero” (13) de la carnicería de la ciudad (Cabildos de Cuenca. Libro Primero…, 1557-1563).

¿QUIÉNES POBLARON LA NUEVA CIUDAD CUENCA?

Los españoles trazaron la ciudad (14) y señalaron solares públicos y privados para sí, alrededor de la Plaza Mayor, concentrando allí todos los poderes.

Para tener un solar en la traza urbana o fuera de ella, el ciudadano tenía que ser un “vecino” (15) lo cual se obtenía mediante una petición que era aprobada por el cabildo. El estatus de vecino les daba derecho además, de contar con indígenas para su servicio a través de la Mita.

En las instrucciones del Virrey constaba: “Ytem, en una parte algo apartada de la dicha ciudad se señalará un sitio con que no exceda de una hanegada de sembradura de indios o algo más, para donde se señalen huertas para los dichos vecinos y para donde siembren… para sus ganados y bestias…”.

Seguido se indica: “Así mismo se ha de procurar de buscar caleras en la comarca de la dicha ciudad, para donde se haga cal para los edificios della…” (Cabildos de Cuenca. Libro Primero… 1557-1563).

Esta disposición sería ejecutada el 3 de mayo de 1557, cuando Juan Muñoz Galán vecino de Lima y Vicario de esta Ciudad, colocara la primera piedra para la construcción (16) de la “iglesia” de San Blas (Espinoza E., 2011) que ya fue terminada y el sector poblado para 1607, con “Yndios yanaconas y forasteros” reducidos.

Las caleras, al parecer estaban ubicadas en unas antiguas minas marmóreas del Tejar en la vía a Sayausí, sector que conserva hasta hoy el nombre de “Caleras”.

Sillares incas en algunas casas esquineras republicanas de Cuenca, reutilizadas para protegerlas de los transeúntes y los automotores.

El 6 de Mayo de 1558, el Procurador mandó que se pregone para que ninguna persona traiga ni mande a traer piedras de los “corrales” señalados luego para “matadero” en Pumapungo, bajo la pena (17) de veinte pesos de oro (18) por cada viaje (Cabildos de Cuenca. Libro Primero… 1557-1563, 92). Si los vecinos traían silllares incas desde Pumapungo hacia el centro de Cuenca, era porque no hubo en el lugar fundado y porque éstas les eran útiles para edificar.

El 21 de enero de 1578 se hizo y fundó la primera ermita con plaza llamada de “San Sebastián y San Fabián”, junto a una cruz (19) y humilladero ya existentes (Poloni - Simard 2006, 145), poblado seguramente con la afluencia de inmigrantes indígenas.

El 22 de abril de 1581 (20), el Cabildo entregaba un solar de tierras a Juan Cepión; “junto a la ermita de Todos Santos”, lo que implica que a esa fecha ya se encontraba allí el templete. Ubicado fuera de la traza urbana y en una vía secundaria, no tuvo plaza ni mayor importancia.

¿CÓMO ERA EL CENTRO DE CUENCA?

Si Paucarbamba fue un asiento de españoles, es lógico que tuviera al menos un incipiente acceso al centro, conformado probablemente de algunas chozas de adobe y paja, que obviamente no dejaron huella, por su escaso poblamiento y lo frágil del material.

La calle de Santa Ana de dos metros de ancho, seguramente partía desde el “camino viejo” actual Av. Huayna Cápac, hasta el centro del Asiento. Una vez abierta la calle real (hoy Bolívar) en la nueva traza, dicho sendero quedó en desuso por lo que 1580 fue rematado (21) por el Cabildo. Pese al paso de los siglos, todavía queda como huella indeleble un segmento entre la Catedral Nueva y el antiguo Seminario de San Luis, junto al Parque Central. Nada se ha hecho todavía para que esta reliquia sea expuesta al público.

La calle de “Santa Ana” actualmente tapada, entre la Catedral Nueva y vestigios de la Compañía de Jesús, en la actual calle P. Aguirre.

La fundación de la urbe al puro estilo español, constituyó un poderoso centro de atracción (22) para los inmigrantes “forasteros” y nativos.

La Plaza Mayor (23) con los edificios públicos y privados alrededor y los dos centros parroquiales de San Blas y San Sebastián, experimentaron gran crecimiento y pronto se unificaron las tres plazas, integrando un solo cuerpo urbano de este a oeste.

El 6 de junio de 1580, regidores del ayuntamiento se percataron de que había “Yndios” poblando entre las casas de españoles (24). Ante esta situación, el Cabildo tomó la decisión discriminatoria de que los indígenas salieran de entre los españoles y que se les pagase por sus tierras o se los diera otra cantidad, igual a la que dejaren. No sabemos si tal medida llegó a ejecutarse, finalmente hoy todo se encuentra mezclado.


CONCLUSIÓN:

Con la fundación oficial de Cuenca, la región Cañari quedaba bajo el control absoluto de la Corona Española, la cual creó de inmediato instancias, instituciones y autoridades de empoderamiento local.

La escasa mano de obra y la presión para el cobro de tributos al norte y centro del país; obligaron a que se desplazaran nativos que poblaron esta ciudad y provincia.El poblamiento de Cuenca con indígenas, implicaba un evidente mestizaje multiétnico y respondía a la necesidad de los españoles de explotar la fuerza de trabajo a través del servicio doméstico, de los artesanos y comerciantes.

Esta es la otra historia de esta bella, pero ruidosísima e intransitable ciudad de Cuenca.

BIBLIOGRFÍA:

- Cabildos de Cuenca, Libro Primero de Cabildos de la Ciudad de Cuenca, 1557-1563.Trancripción paleográfica, Jorge Garcés G. Quito: Talleres Tipográficos Municipales, 1938.

- Espinoza E., José Luis. Iglesia de San Blas está muy ligada a la fundación. El Mercurio, Abril 12 del 2011, Sección 3D Especial, Cuenca.

- Espinoza Espinoza, José Luis. 2011. Tomebamba la Provincia Inca: Replanteamiento Histórico. En: Revista COLOQUIO, año 13, Número 50, 2-9. Cuenca: Universidad del Azuay.
- Poloni - Simard, Jacques. 2006. EL MOSAICO INDÍGENA. Quito: Editorial Abya Yala - Instituto Francés de Estudios Andinos.

Cuenca, abril 12 de 2013


NOTAS

1 Esta fecha, fue un acto formal y protocolar de fundación, de una ciudad española.

2 Así sucedió con la Iglesia Mayor, el Hospital, la Cárcel y el Ayuntamiento; algunos de éstos, incluso fueron cambiados de lugar.

3 Es bien conocido el sistema Mitimae y la matanza de los cañaris; que redujeron la población nativa. El 10 de Junio de 1562, el Cabildo se opuso a la dotación de doscientos indígenas a Manuel de Mondaya, para la minería. Entre otros motivos se menciona de que no había más que doscientos “indios” en toda la provincia y que la ciudad se despoblaría, después que a la Real Hacienda le costó poblar, gran cantidad de pesos, se refiere a los pagos en la fundación.

4 Todo el periodo Colonial y Republicano, la Ciudad sufrió de la agresión de los ríos; especialmente del Tomebamba, junto a la urbe.

5 Excavaciones arqueológicas realizadas Por Ross Jamieson y como asistente, el autor de este artículo; probaron que Paucarbamba, tiene una corta capa agrícola arcillosa de color negro seguido del subsuelo de roca pedregosa amarillenta o “Cangahua”. El Ejido era un pedregal con ciénagas y salitres “no fructífero ni de provecho” para la agricultura por lo que el Cabildo lo destinó para pastos de ganado, ver Cabidos de Cuenca, 8 de agosto de 1562. Para esta fecha, el Ejido también comenzaba a poblarse y es por esto que lo ampliaban.

Los pedregales del Ejido fueron mencionados ya por González Suárez hace un siglo al referirse a esta ciudad. Quienes vivimos en Cuenca la segunda mitad del siglo XX, recordamos los enormes muros de piedra recogida de las pampas, que cercaban huertas y caminos del Ejido. Todas esas piedras fueron utilizadas para cimientos de las nuevas casas del lugar, al expandirse la ciudad por 1980.

6 El arribo de los españoles, de los incas y mucho antes, el invento de la agricultura; fueron los únicos procesos revolucionarios, con cambios estructurales, que atravesó el Ecuador.

7 Terrenos deshabitados en este valle de Cuenca fueron la terraza de Paucarbamba donde se fundó Cuenca; los dos Ejidos, al sur de la ciudad y Totoracocha; Monay, playas que fueron asignadas para “potreros” de la Ciudad y también Patamarca, donde se proyectaba hacer otro Ejido. La llanura de Tarqui, es un ejemplo actual en proceso de poblamiento.

8 Las Instrucciones del Virrey hacen clara diferencia, entre provincia y ciudad; conceptos que son de origen hispano.

9 Los caciques Hurinsayas, correspondería a la otra mitad de abajo del área cañari, probablemente la actual provincia del Azuay.

10 Este dato sugiere la dependencia de los españoles y la pérdida de su autonomía respecto a sus tierras en los campos.

11 Max Uhle en 1923, le cambió de nombre al de Huataná. El Chanchaco bajaba por la calle casique Chamba y desembocaba en la pampa del Guataná, donde se unen los ríos Tomebamba y Yanuncay . Al otro lado del río, se encuentra el Huanacauri.

12 Los corrales fueron hechos en Pumapungo, para aprovechar los sillares desmoronados de los palacios incas, en los alrededores de la gran plaza Inca. Posteriormente los bloques de piedra fueron llevados al centro de Cuenca, quedando en Pumapungo, sólo cimientos. A comienzos del siglo XX, con esos sillares y otros se construyeron muros en viviendas esquineras, para protegerlas de los vehículos motorizados que circulaban en dirección contrapuesta y que seguro provocaban choques en las esquinas.

13 El 5 de Enero de 1562, el matadero de ganado fue trasladado a orillas de Tomebamba, más arriba del molino del Tesorero Núñez de Bonilla; razón por la que el río cambió temporalmente de nombre, a “Matadero”.

14 Los sitios planos eran los ideales para el patrón de poblamiento europeo.

15 Todavía el término “vecino” es utilizado en el lenguaje popular de Cuenca, como saludo diario y para indicar que una persona vive cercana de otra.

16 Los sillares del templo inca de “Wiracocha” ubicado a dos cuadras y la salida de la ciudad, seguramente facilitaron la construcción de San Blas, puesto que ésta lleva incrustada en sus paredes sillares incas.

17 Muchas penas y leyes casi nuca fueron ni son cumplidas hoy, en el Ecuador.
18 Veinte pesos de oro era el costo de un solar de tierras en la traza urbana, por lo que la multa era muy alta. Aún así, las piedras fueron llevadas al centro.

19 El Concilio de obispos de Lima en 1551 y el de Quito en 1570; disponían poner cruces o templos en la junta de caminos, lo que explicaría el origen de San Blas, San Sebastián y Todos Santos, ubicados justo a las salidas principales de la naciente ciudad española.

20 Esta fecha es la más temprana registrada de Todos Santos, en los Libros de Cabildos.

21 Los remates eran anunciados en pregones por el “Yndio Pedro Ysnan”, quien apostado en la plaza y previo el toque de trompetas, comunicaba en alta voz las decisiones del Ayuntamiento.

22 Y no hay duda de que lo sigue siendo hasta hoy, pese a una descontrolada dispersión urbana que compromete grandes áreas montuosas y verdes en toda la provincia.

23 La plaza, servía de mercado a donde llegaba todo tipo de abastecimientos y en donde también se realizaban celebraciones religiosas y cívicas.

24 A la inversa, una provisión del Virrey prohibía a los españoles vivir entre los indígenas, ver acta de cabildos del 13 de noviembre de 1602.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada